News (Noticias)

Un Adolescente Recibe el Regalo de la Visión, Gracias en Parte al Programa Mill Levy de RMHS

Gustavo Finalmente Vio la Cara de su Mamá por Primera Vez

 

Gustavo García usa los lentes eSight adquiridos a través del programa de fondos Mill Levy de Rocky Mountain Human Services.

 

Gustavo García, de 18 años, puede ser legalmente ciego, pero eso no significa que no pueda ver.

 

Con una tecnología relativamente nueva que parece provenir directamente de una película de ciencia ficción, Gustavo puede leer y aprender más fácilmente en la escuela, ver las caras de sus amigos y familiares y mucho más.

 

“Puedo ver casi como cualquier otra persona,” dijo Gustavo.

 

La tecnología adaptativa es un par de gafas digitales - eSight - diseñadas para dar la vista ciega. Las gafas cuestan entre $6,000 y $10,000, pero gracias al Programa de fondos Mill Levy de Rocky Mountain Human Services (RMHS) y los residentes de Denver, la familia de Gustavo las obtuvo de forma gratuita.

 

En 2003, los votantes de Denver aprobaron una medida para dedicar una parte de los ingresos por impuestos a la propiedad de Denver, a los residentes de Denver con discapacidades intelectuales y de desarrollo (I/DD). Denver Human Services tiene un contrato con RMHS para usar una parte de ese financiamiento para atender las necesidades individuales de los residentes de Denver con I/DD.

 

La jornada de los García comenzó de forma casual mientras navegaban en Pinterest, donde la madre de Gustavo, Xochith, descubrió la tecnología revolucionaria de eSight. La familia investigó más y el año pasado en un evento pudieron tener acceso a un par de gafas para que Gustavo las probara. Gustavo se las puso y descubrió que podía ver el rostro de su madre y leer sin ayuda, esto emocionó a Xochith hasta las lágrimas.

 

Las gafas pueden ayudar a las personas con una amplia variedad de afecciones que causan ceguera. En el caso de Gustavo, su nervio óptico no se desarrolló completamente. Gustavo también tiene un trastorno de espectro autista y comenzó a perder la audición a los 15 años.

 

Esto hace que el regalo de la vista le sea aún más valioso.

 

La familia García estaba luchando con dificultades médicas y financieras cuando descubrieron esta tecnología. Al padre de Gustavo, Ricardo, le habían diagnosticado un problema cardíaco que afectó el ingreso familiar. Él ya no podía trabajar como técnico de carrocería, una carrera con la que había mantenido a su familia durante años con un ingreso de seis cifras. Entonces se vieron obligados a usar el fondo de retiro de Ricardo para pagar los gastos médicos y del hogar, y casi perdieron la casa donde Gustavo había pasado los últimos 15 años de su vida.

 

Para colmo, el gato de Gustavo llamado Pepe, también fue diagnosticado con un problema cardíaco y murió en diciembre.

 

Fue una tormenta perfecta, pero todo cambió este año. Xochith descubrió que era elegible para que reciba un pago como cuidadora familiar de Gustavo a través de la exención para Discapacidades del Desarrollo (DD) de Medicaid, y Ricardo descubrió que podía obtener un ingreso por discapacidad que les salvó la casa. Los ingresos combinados apoyarán a la familia mientras Ricardo espera una cirugía de corazón que podría ponerlo de nuevo en el trabajo.

 

Xochith aún sabía que tenía que encontrar la manera de conseguir las gafas eSight para Gustavo, el único problema era el precio. Sin embargo, su coordinadora de servicios de RMHS, Emily Fraser, pensó que el programa de fondos Mill Levy de RMHS podría cubrir el costo. Y así fue que aproximadamente dos semanas después, se aprobaba la solicitud de Gustavo al programa de fondos de Mill Levy.

 

Ahora, las gafas ayudarán a Gustavo en la escuela secundaria y apoyarán su objetivo de ir a la universidad. Algunas clases solían ser más difíciles para Gustavo. Sin las gafas eSight, mostrar su trabajo en la clase de matemáticas era más difícil, y él no podía experimentar las demostraciones en la clase de ciencias de la misma manera que sus compañeros. Ahora que puede ver, Gustavo podrá realizar el examen SAT sin ayuda.

 

“Hace que el aprendizaje sea mucho más fácil para él,” dijo Xochith.

 

Gustavo eventualmente quiere convertirse en un orador motivacional y ayudar a otros con discapacidades similares a superar desafíos. Su consejo: “Sigue esforzándote” porque las cosas llegan a mejorar. 

 

Gustavo cree en el poder de la tecnología. Él espera con ansias el día en que su audición también pueda ser reparada. 

 

“Ahora que tengo la vista, estoy esperando los oídos,” dijo.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts
Please reload

  • White Facebook Icon
  • LinkedIn - Grey Circle

Tel: 303-636-5600

9900 E. Iliff Ave.

Denver, CO 80231

Rocky Mountain Human Services