top of page

News (Noticias)

Celebrando a los profesionales de apoyo directo




A principios de este mes, celebramos la Semana Nacional de Reconocimiento a los Profesionales de Apoyo Directo, honrando el trabajo de todos los Profesionales de Apoyo Directo (DSP). Ser un DSP es un trabajo desafiante, pero también gratificante, ya que cuida de las personas con discapacidades físicas, intelectuales o de desarrollo para garantizar que lleven una vida plena y saludable.


Un DSP puede brindar apoyo a las personas en una variedad de lugares, como en el hogar, la escuela y otros entornos comunitarios y este apoyo puede incluir la asistencia en tareas diarias como la alimentación y la nutrición, la administración de medicamentos y la atención de las necesidades de transporte. Ellos también trabajan en nombre de las personas a las que apoyan, ayudándoles a comunicar sus necesidades y abogando por la autoexpresión. Se estima que en los Estados Unidos hay 77.000 personas empleadas como DSP.


En RMHS trabajamos con muchos proveedores locales de hogares de acogida que brindan apoyo directo a las personas, acogiéndolas en su casa con el fin de garantizar que se satisfagan sus necesidades las 24 horas del día. A menudo su trabajo puede mezclar lo personal con lo profesional, invitando a las personas a su casa y ofreciéndoles los cuidados que necesitan, mientras que se encargan de sus propias familias.


Los proveedores de hogares de acogida pueden ser los principales defensores de las personas a las que ayudan, llevándolas a las citas médicas y asegurándose de que reciben los cuidados adecuados. En muchos casos, los clientes que viven en un hogar de acogida son médicamente frágiles, están inmovilizados o no hablan, por lo que necesitan cuidados constantes para asegurarse de que están bien y sanos.


Para aquellos clientes que no son verbales, los proveedores de hogares de acogida y otros DSP crean un sistema de comunicación mediante la construcción y el fortalecimiento de relaciones sólidas, anticipando de forma proactiva una variedad de necesidades. Puede ser difícil saber si una persona que no puede comunicarse con palabras tiene dolor o necesita algo, por lo que sus proveedores de hogares de acogida tienen prestan mucha atención y cuidado para notar e identificar las señales de que algo puede estar mal o ser necesario.


Para tener éxito, muchos proveedores de hogares de acogida han descubierto que es esencial acoger a las personas en su casa como si fueran una familia, ofreciéndoles cuidados con amor y auténtica compasión.


Aunque la semana de los Profesionales de Apoyo Directo se celebra una vez al año, el trabajo que realizan repercute en la vida de las personas durante todo el año. Dediquemos un momento a celebrarlos y elogiar el enorme trabajo que realizan para nuestra comunidad.


Profesionales de Apoyo Directo Destacados de RMHS


En honor a la Semana de Profesionales de Apoyo Directo, nos gustaría destacar el trabajo de dos DSP en la comunidad RMHS: John Mallon, Especialista en Habilidades para la Vida y Royce Paglomutan, Técnico en Enfermería General.



John Mallon - Especialista en Habilidades para la Vida


¿Cuánto tiempo has estado trabajando con RMHS?


Llevo un año y medio trabajando en apoyo directo.


¿Puedes describir cómo es un día normal en tu trabajo?


Un día normal incluye hacer recados con los clientes, que puede ser cobrar cheques en el banco o comprar alimentos. También puedo llevar a los clientes a una cita médica y a veces a varias de ellas. Además, un día normal también puede incluir una actividad como montar a caballo o un partido de Rockies.


¿Qué hizo que te interesarás por ser un DSP?


Me interesé en este tipo de trabajo después de cuidar a mis dos primos menores que tienen autismo. Ellos me inspiran y me han enseñado la alegría de ayudar a los demás.



Royce Paglomutan - Técnico en Enfermería General

¿Cuánto tiempo llevas siendo un profesional de apoyo directo?


Obtuve mi licencia de enfermería en 2011. Mi primer trabajo fue con una empresa que dirigía varios hogares de grupo para personas con necesidades especiales que también requerían atención de enfermería las 24 horas. Es curioso ver que ya llevo 11 años como enfermero.


¿Cómo es un día normal en tu función?


En un turno normal entre semana, recojo al cliente de su programa del día por la tarde y lo llevo a su residencia. Allí, los cuidados continúan y se adaptan a las necesidades médicas del cliente, pero incluyen la preparación de las comidas, el control y el manejo de los niveles de glucosa en sangre con intervenciones de enfermería y administración de insulina. Los cuidados continúan hasta que llega la enfermera del turno de noche para hacerse cargo de ellos. Cada semana el cliente tiene un día sin programa diurno. En esos días, los cuidados comienzan a las 9 de la mañana y continúan hasta que la madre del cliente se hace cargo a las 7 de la tarde. En esos días, los cuidados también incluyen llevar al cliente a una excursión que desee y acompañarlo a una cita si está programada. También están los fines de semana. Los cuidados de los sábados comienzan a las 9 de la mañana y continúan hasta que la enfermera nocturna se haga cargo. Los sábados suelen incluir una actividad divertida elegida por el cliente, como una visita a un museo o al zoológico. Yo trabajo todos los sábados. Si tengo que trabajar un domingo, los cuidados comienzan a la 1 de la tarde y continúan hasta que la enfermera nocturna se haga cargo.


¿Qué te interesó de este tipo de trabajo y por qué te resulta tan atractivo?


La verdad es que me he encantado por este tipo de trabajo. Para ser sincero, mi interés por este tipo de trabajo fue mi interés por encontrar empleo después de obtener mi licencia de enfermería. La empresa en la que conseguí mi primer trabajo como enfermero era una de las pocas que aceptaba recién licenciados. La escuela donde me gradué nos envió allí para realizar una de nuestras rotaciones clínicas y nos dijeron sin rodeos que a menudo contrataban a recién graduados de nuestra escuela. Así que empecé allí y me quedé atendiendo a personas con problemas de movilidad que requerían cuidados de enfermería. Y mientras trabajaba conocí a algunos pacientes/clientes y familias que me sorprendieron por su resiliencia y corazón. Esto es lo que me ha mantenido en esta rama de la enfermería.


Conozca más sobre Rocky Mountain Human Services aquí

Comments


bottom of page