News (Noticias)

La creatividad mantiene viva una tradición navideña

El equipo de apoyo y habilidades para la vida de RMHS encontró formas creativas de mantener viva la tradición del Día de Acción de Gracias durante una pandemia mundial.

Collage of people holding Thanksgiving meals

Durante más de una década, el equipo de Life Skills & Support (LSS) ha estado trabajando en conjunto para garantizar que todas las personas a las que apoyan disfruten de una deliciosa comida casera de Acción de Gracias. Es una tradición atesorada por todos y que pudo continuar durante este año inusual con algo de creatividad y apoyo de fuera del equipo de LSS.


La tradición comenzó como un medio para que el personal apoyara a las personas con discapacidades intelectuales o del desarrollo que vivían de forma independiente y no tenían familiares o amigos con quienes celebrar el Día de Acción de Gracias. El primer año, el personal de LSS pidió comidas en un restaurante y las entregó a las personas a las que apoya. Las comidas aseguraron que cada persona que el programa apoya tuviera algo para disfrutar durante las fiestas, pero el equipo quería hacer más.


El equipo de LSS quería que la comida navideña de cada persona se sintiera un poco más especial y quería compartir algunas de sus tradiciones culinarias favoritas. Por eso, recurrió a un comité interno, el Comité de Entusiasta para la Planificación de la Celebración de los Compañeros de Trabajo (EPICC), cuyo objetivo es encontrar formas para que el personal de LSS se conecte y se involucre como equipo. El comité está compuesto por seis miembros del personal de LSS: Brooke Janssen, Janice McKay, Bethany Metzel, Susan Wahbeh, Natasha Gresham y Jessica McKnight, quienes planifican y llevan a cabo una amplia gama de eventos y actividades de teambuilding durante el año.


El Comité de EPICC propuso que los empleados se inscriban para cocinar una parte de la comida de Acción de Gracias, usando sus recetas familiares, que se combinarían y empacarían como una comida casera completa para aquellos que estén solos durante las fiestas.


El acto de compartir comida y camaradería se ha convertido en algo que tanto el personal como las personas apoyadas esperan cada año. A medida que la pandemia de COVID-19 se extendía más allá del verano y se hizo obvio para todos que su reunión tradicional para empacar las comidas no sucedería, el Comité EPICC comenzó a explorar ideas para modificar la tradición.


“Esta tradición le da mucha alegría a todos los de LSS”, dijo Susan Wahbeh, Subgerente de LSS. “Había mucha ansiedad por parte de todos ante la posibilidad de que simplemente no sucedería este año”.

Los miembros del Comité EPICC juntaron sus cabezas y comenzaron a dar ideas. Debido a que la mayoría de los alimentos para las comidas se compran tradicionalmente como una donación de miembros del equipo de LSS, no había suficiente presupuesto para simplemente comprar una comida para el mayor número de personas necesitadas este año. Cuando el grupo comenzó a investigar sus opciones, un miembro, Jessica McKnight, especialista residencial del programa, encontró una posible solución.


Una publicación de Facebook de Frank’s BBQ anunciando sus comidas de Acción de Gracias apareció en su servicio de noticias. Este negocio de familia ha sido parte de la comunidad de Denver desde 1980 y siempre la había apoyado en sus esfuerzos de recaudación de fondos para Olimpiadas Especiales. Ella se acercó para preguntarles si estarían dispuestos a vender comidas empaquetadas individualmente, lo que aceptaron sin dudarlo. La empresa preparó comidas que solo estaban disponibles para LSS a un costo muy razonable.


El Comité EPICC había resuelto un problema - dónde encontrar una comida empaquetada lo más parecida a la casera posible - pero aún tenían que resolver su problema de presupuesto. Para ello, recurrieron al fondo JumpStart de RMHS.


JumpStart se creó en 1993 para satisfacer las necesidades exclusivas de las personas. Nació de la generosidad y el compromiso de los empleados de RMHS y se financia a través de donaciones de empleados y miembros de la comunidad. JumpStart está diseñado para ser un fondo de último recurso que sea lo suficientemente flexible como para satisfacer una amplia gama de necesidades. El Comité EPICC presentó una solicitud de asistencia JumpStart y recibió los fondos necesarios para comprar una comida navideña para cada persona y familia apoyada por LSS que necesite una comida este año.


“Estoy emocionada de poder ayudar a nuestras familias y apoyar una empresa local que también está pasando apuros en este momento”, dijo la Sra. McKnight. “Este fue realmente un esfuerzo de equipo del Comité EPICC que se unió y trabajó mucho para que esto sucediera”.


La temporada festiva se ve muy diferente este año y para algunos será difícil debido a la pérdida de tradiciones y reuniones familiares. RMHS está muy agradecido por su personal dedicado y su generosa comunidad. Juntos, estamos encontrando soluciones para las personas necesitadas y podemos ofrecer algo de normalidad durante este año tan singular.

Featured Posts