top of page

News (Noticias)

Mes de la aceptación del autismo: Formas de convertirse en un mejor aliado de la comunidad autista



Aprender a escuchar, amplificar y respetar la neurodiversidad en nuestra sociedad


El Mes de la Aceptación del Autismo es una oportunidad para reconocer las diferencias, los puntos fuertes y los retos por los que pasan los miembros de la comunidad autista. Este mes es el momento de ir más allá de la simple concienciación sobre el autismo y trabajar para crear una sociedad que realmente acepte y celebre la neurodiversidad.


Celebrar a la comunidad autista como aliados puede tener muchas formas diferentes, pero la base de ser un aliado es mantener una actitud de genuina curiosidad, amabilidad y voluntad de aprender al interactuar con los que forman parte de la comunidad autista. Esto no solo marca una diferencia positiva en sus vidas, sino que también puede fomentar un entorno inclusivo que anime a los demás a ser más tolerantes.


Cada persona de la comunidad autista es diferente y, al reconocer esto, es posible que no siempre sepa qué decir o hacer para apoyar o aceptar mejor a cada individuo. Aunque siempre habrá algo más que aprender, estos consejos pueden ayudarle a encontrar el camino para ser el mejor aliado posible.


Sea considerado y respetuoso con su lenguaje.

El lenguaje para referirse a las personas de la comunidad autista no es una cuestión de blanco o negro, y es habitual que una persona prefiera unos tipos de expresiones a otros. Muchas personas de la comunidad autista prefieren el lenguaje basado en la identidad (es decir, “persona autista”), que reconoce el autismo como parte inextricable de la persona y no como algo separado de ella. Otras personas prefieren el lenguaje que da prioridad a la persona (es decir, “persona con autismo”), ya que evita definir a la persona únicamente por su autismo. En estos casos, lo mejor es preguntar a la persona con la que se está en contacto cuál es el tipo de lenguaje que prefiere y ser respetuoso con sus preferencias, independientemente de la opinión que usted tenga.


Pregunte y escuche.

Las personas de la comunidad autista están mejor preparadas para responder a preguntas sobre sí mismas, sus necesidades y sus puntos de vista sobre determinados temas. Hacerles preguntas claras y sin prejuicios, y escuchar atentamente sus respuestas, puede contribuir en gran medida a transmitir respeto y a aprender a apoyar a una persona de la forma que mejor se adapte a ella. Sin embargo, asegúrese también de combinar este enfoque con la responsabilidad de investigar por su cuenta, ya que es posible que los miembros de la comunidad autista no siempre puedan o estén dispuestos a responder a todas sus preguntas, y eso no está mal. Hay una gran cantidad de recursos disponibles en internet y en las bibliotecas locales, muchos de ellos incluso escritos por personas de la comunidad autista, que pueden ayudarle a entender las posibles respuestas a sus preguntas.


Amplifique las voces de la comunidad autista.

Como aliado, es posible que a veces se sienta atraído a educar a los demás y hablar en nombre de la comunidad autista cuando cree que conoce la respuesta a una pregunta que se está debatiendo. Aunque ofrecer una perspectiva informada puede ser útil, sobre todo en cuestiones objetivas, es más importante respetar las voces de los miembros de la comunidad autista y evitar hablar por encima de ellos. Las personas de la comunidad autista pueden hablar por sí mismas, y usted puede facilitarlo poniéndose a su lado, no frente a ellas. Por ejemplo, apoyando a organizaciones y esfuerzos dirigidos por sus miembros, compartiendo sus publicaciones en Internet y prestando atención a sus diversos puntos de vista en lugar de asumir que sabe más que ellos sobre sus experiencias.


Celebre las diferencias

Las diferencias que experimentan las personas de la comunidad autista son solo eso: diferencias. La aceptación del autismo significa celebrar activamente a las personas de la comunidad autista y acogerlas en espacios donde puedan ser vistas y escuchadas tal y como son. Sus historias y perspectivas son importantes, y al respetar a cada individuo por lo que es, se le da el espacio para ser él mismo y prosperar. La neurodiversidad es un don que, cuando se acepta, puede ayudarnos a todos a aprender, crecer y progresar.


Para obtener más información sobre cómo ser un aliado eficaz del autismo, visite estos artículos, que fueron utilizados como referencias en la elaboración de este, y busque las voces de la comunidad autista en línea usando la etiqueta #ActuallyAutistic. (#RealmenteAustita)


Acerca de RMHS: Rocky Mountain Human Services (RMHS) es una organización sin fines de lucro fundada en 1992 que ofrece administración de casos centrada en la persona y programas de servicios directos para niños, adultos y veteranos. Con sus oficinas en Denver, Colorado Springs y Pueblo, y programas en todo Colorado, RMHS tiene el compromiso de colaborar con las personas y sus familias para ayudarles a alcanzar sus objetivos.


Para saber más sobre RMHS, visite RMHS | Denver | Human Services (rmhumanservices.org).


Kommentarer


bottom of page